❥ Con la cara llena de sol

Fue todo tan improvisado, tan de “wualaaa, fíjate!” que no llevaba el objetivo más idóneo para fotografiar el paisaje. Pero no importó, mi 40mm se portó y “ojos adentro” me llevé, enterito, el atardecer más bonito del mundo. Elegí el día más frío y ventoso de Enero, pero no cambio por nada del mundo la sensación del…

Leer Más