❥ Flores de invierno

No hay más tiempo que el que sostengo en el filo de mis pestañas, me digo mientras riego las flores de invierno y el día se deja mimar desde los pies. Lo importante son los surcos del camino -me repito- los surcos…frenar, sentarse en ellos, ser conscientes del horizonte temporal. Los minutos son irrisorios, el tiempo se desmide a sí mismo, se sueña y se desvanece. Es importante desacelerar el paso, hacerlo sin fricción, con suavidad, frenar para recoger los pensamientos y trenzarse un destello de lucidez en el pelo.

A veces creo que hay algo sagrado en el acto de regar flores, como si al volcar el agua sobre la tierra se me derramara el hueso de una ansiedad recién parida.

spll-febrero23(1)

1

❥ De calma y sol

Hay fines de semana en los que apenas pongo un pie en casa. Son fines de semana intensos, mecidos por un ir y venir continuo que suele (no siempre) encantarme. Pero este no ha sido así, y lo agradezco. Después de una semana (y en especial un viernes) de ajetreo total el cuerpo y sus mil dolores me pedían calma, relax, frenada absoluta. Mi mente no estaba de acuerdo, claro, pero es que ella es así, una loca inconsciente que va a su “bola” y suele ser tan libre y rebelde como gruñona. “Calla y siéntate!” le he ordenado (a mi mente, sí) mientras me gritaba al oído sus ganas de salir por la puerta y hacer mil cosas.

Processed with VSCO with a6 preset

En esos días en los que cuerpo y mente no se armonizan me hago la sorda. El cansancio manda, así que convencí a mi cabeza para disfrutar de los momentos de sol y sentarnos en el jardín a redescubrir (y fotografiar) las florecillas nacidas de una primavera fallida y que ahora están ahí, a merced de las heladas nocturnas y sin saber muy bien qué hacer.

En definitiva ha sido un fin de semana de calma y sol. Feliz con todas, absolutamente todas las letras. Hemos aprovechado para descansar, disfrutar de la cámara (unas), hacer deporte (otros),  jugar al escondite con gatos, cocinar cosas ricas e incluso hacer pasteles de esos que llevan un millón de calorías hasta en el aroma. Un fin de semana de sofamanta para ver series pendientes y películas, retomar lecturas abandonadas (estoy leyendo 3 libros a la vez, algunos de ellos tan espaciados en el tiempo que he tenido que releerlos desde el principio), disfrutar de mis tres tesoros y pasear por los rincones de mi casa para cerciorarme que siguen estando caóticamente despeinados. “Habríamos de aprovechar para arreglar el armario de la cocina, no?” seguía insistiéndome la mente aunándose ya con su amiga la conciencia, “cierra el pico, melona! que empieza el nuevo de Walking Dead!”

spll-febrero2(3)

spll-febrero2(8)

Sigue leyendo “❥ De calma y sol”

❥ Entre risas, lunas y café

Días para el descanso, para tomar cafés con sol, para empaparse de lluvia y respirar tan hondo que los pulmones estallen de alegría. Días para perderse en el bosque, para celebrar el cumpleaños de mi madre y sonreír sin parar. Días para disfrazarse, para redescubrir la nieve, para observar como la luna sigue ahí, minúscula, pero ahí. Febrero está dando de sí. En sus 17 días ha consumido más de la mitad de su vida y a mí me ha regalado instantes por los que estar agradecida. Muchos de ellos los recojo en instagram, que para mí es algo así como un álbum de recuerdos que me permite capturar y ordenar (ordenar fotos, ay madre, mi punto flaco) los momentos de luz. Estos de aquí son algunos de ellos…

CollageInstagram

1