❥ La nana del sol

Me preguntaba una amiga que qué me pasa, que tengo el blog “muerto de risa” desde principios de Junio. Es verdad. Y quien dice el blog dice facebook, Flickr, Twitter (sí, sí, yo me meto a probar todos los saraos que pillo, lo único que me falta es el Snapchat ese que ni sé ni ganas). Menos Instagram, que más o menos mantengo activo a diario, me cuesta un horror actualizar nada. Es verano, ya volverán las ganas. Además todo son rachas. (Me gusta esa palabra “rachas”). Hay rachas en las que apetece mucho comunicarse y compartir (también) online un millón de cosas y otras en las que sencillamente no. Yo debo estar de pleno en una de estas últimas, y lo agradezco. La única que siempre me acompaña es mi cámara, ella sí, de ella me cuesta mucho desconectar aunque también he tenido mis pausas. Es verano. Tengo las balconeras abiertas de par en par, desde afuera me acunan la nana del sol y el piar alegre de los gorriones. Es verano. Todo incita, todo aclama, todo invita.

Vayamos.

RosellesBLOG
Ecos de una primavera que ya es historia…(cómo vuela el tiempo)…
Anuncios

❥ Un montón

Junio se estrena enredándome el pensamiento. Aturullándome de alguna forma y con un montón de listas en la cabeza. Que yo sepa nadie en mi familia las hace, sólo yo. Yo soy “la señorita listas”. Listas, la mayoría, de las de apuntar con boli (ya sean de compra, tareas pendientes o recordatorios). Y también listas “mentales”, de las de organizarse, o desorganizarse, por dentro.

Hoy me ha dado por pensar en todas aquellos montones de cosas que hace un montón que no hago. Por ejemplo:

  • hace un montón que no veo a mi amiga Beatriz, y la echo de menos, mucho. (Beatriz es balsámica y siempre me recuerda que la sonrisa y el humor son kriptonita pura para el dolor) .
  • hace un montón que no me hago un buen peeling facial (y lo necesito con urgente urgencia)
  • hace un montón que no me baño en el mar, y no será porque no lo tenga cerca.
  • hace un montón que no escribo en mi blog de margaritas, y también lo echo de menos.
  • hace un montón que no como huevos fritos (sin razón, yo qué sé)
  • hace un montón que no siento calma plena (siempre ando con un runrún constante, siempre).
  • hace un montón que no hago una locura (y eso sí me jode)
  • hace un montón que no me subo a un avión (con lo que me gusta volar)
  • hace un montón que no tomo una copa (de más)
  • hace un montón que no veo una buena peli en el cine.
  • hace un montón…

Y la lista sigue. La verdad es que hace un montón que no era consciente de todas esas pequeñas, absurdas quizá, pero especiales cosas que he dejado de hacer. Algunas por falta de tiempo, otras por olvido o cansancio, otras por prioridad. Hoy empieza Junio y, quien sabe, quizá elimine de un plumazo algún que otro montón del montón.

 

1-06-16bn

1