❥ Días para…(2)

Días para llenarse los ojos enteros, por ejemplo, de luces navideñas. Días para dejar que el niño interno (re)tome el control y desabroche de una vez el corsé de tanta maldita solemnidad. Días para permitirse la magia a chorros, sin goteo, sin límite, sin control. Días para comer churros a horas intempestivas y reír. Ay sí, reír, reír, reír! Días…

Leer Más