❥ La espera

No siempre, pero a veces durante nuestro paseo Duna frena el paso, se sienta (como en la foto) y espera. No sabemos a qué o a quién, solo se sienta, mira fija hacia el horizonte y no mueve un pelo. Tampoco se eriza o gruñe, no, simplemente mira sin parpadear y espera. Pasado medio minuto se levanta y continua el camino correteando a nuestro lado, olisqueando y…en fin, a lo suyo de forma totalmente normal.

Processed with VSCO with a6 preset

Yo siempre caigo y miro en su dirección. ¿Qué hay, Duna? ¿Qué ves allí? Nada. Nadie. Viento.

“Es que ellos perciben y ven cosas que nosotros no vemos”, me dicen. No lo sé, la verdad, pero yo por si las moscas cambio la mirada de rumbo y me pierdo en el placer amable del sol incendiando de luz el atardecer.

spllgen17-7

1

¿Un poco de música? —>

❥ Lejos del frío

Hoy el día ha dado un giro de cien volteretas inesperadas, ¡tan dulces! Me gustan los cariños apretujaos, espontáneos, sin limite ni medida. De esos que de un abrazo atraviesan la carne hueca del tiempo y te dejan tatuajes de estrellas en los huesos.

Processed with VSCO with g2 preset

1

¿Un poco de música? —>

❥ Incluso más

Las pequeñas cosas me ganan, me pueden, me maravillan. En la naturaleza busco siempre lo reducido, lo chiquito, aquello que permanece escondido. Me haría falta un buen macro…es verdad, (se lo pediré a los Reyes Magos del próximo año). De momento y desde que estrené mi objetivo 50mm 1.4 (bendito wallapop) no dejo de ver el mundo en blanco y negro. Y es como un volver al origen de la magia, al primer chispazo que hizo posible que yo me enamorara prendida y perdidamente de la fotografía.

Processed with VSCO with 1 preset

Y enamorada me tiene también Spotify, que ha sido como un descubrimiento supremo de este año también, fíjate, con los poquitos días que tiene recorridos. Nunca he sido pionera en nada de internet, ni ganas. Siempre voy a remolque de las novedades por pura pereza, pero eso sí…lo pruebo todo-todito. Lo meneo, lo experimento y si no me gusta lo lanzo sin remordimiento por el balcón del olvido.

Cuando todo el mundo tiene ya más que archiconocido Spotify voy yo y cinco siglos más tarde lo pruebo. Y me apasiono, claro, porque la música es la gasolina de mis alas y me resulta tan necesaria como ese primer sorbo de café. Incluso más.

¡Feliz finde a todos!

1

¿Un poquito de música? hoy, como no, una playlist que me encanta! 😉 —> 

❥ De la c-alma

Hoy lo pensaba, cada día necesito menos retórica en mi vida. Cada vez me tienta más el arrullo y el ronroneo, hasta tal punto que he perdido la capacidad de justificarme por completo. Qué gustazo, y creo que eso forma parte del equilibrio interno. Quizá sea la edad o que las caricias de vida superan en tamaño a los mordiscos y me llenan el estómago del corazón. Me pido siempre doble de postre, eso sí, y triple si me viene en gana. No sé, las digestiones anímicas cada vez son más dulces, menos pesadas, como si este cuerpo que cada día es más torpe se compensara devolviéndole a mi alma una ingravidez gustosa. Me peso menos, es la pura verdad. Noto la brisa renacida en las esquinas marinas del corazón.

Y me duelo, eso sí, eso siempre. Me duelo con ese dolor meramente físico, tan constante, tan crónico, tan sin límite. Pero luego, siguiendo esa sibarita ley de compensación, la calma balsámica me acuna desde la sonrisa y así voy, paso a paso, devolviéndole lametazo por mordisco a la vida.

mediterrania
Fue en Diciembre cuando le robé al Mediterráneo este arrullo de luz. 

1

Un poco de música: —>

❥ De lo pendiente

Processed with VSCO with 2 preset

 

“Existe al menos un rincón del universo que con toda seguridad puedes mejorar, y eres tú mismo”

(A. Huxley)

Pues es muy cierto. Siempre quedan constelaciones, galaxias y estrellas enredadas haciendo pequeños grumos y de espaldas al espejo interno. Habrá que ir deshilvanando y removiendo sin prisa, sin pausa.

Con ternura…

 

1

 

Un poco de música? —>

 

❥ Jamás es igual

“Es cuestión de dejar que ellos te encuentren”, le decía ayer a una buena amiga a quien, conociéndome y sabiendo que yo soy doña listas, le costaba creer que este año no me hubiera trazado objetivos ni propósitos ni nada que se le pareciera.

No, no lo hice, es la pura verdad. No sentí el tirón de la primera página, ni la excitación del lienzo en blanco. El 2017 nació de parto natural, y en su primer día abrió los ojitos amaneciendo como cualquier otro. Ha sido hoy, cuando al fotografiar la luz del cielo antes del sol, un propósito ha venido a mí revoloteando en forma de pequeño destello. Y ha venido libre, sin buscarlo ni proyectarlo ni escribirlo en ninguna lista.

Mirarme menos los pies y levantar más la cabeza, ese es un buen propósito para, entre otras cosas, fotografiar aún más amaneceres/atardeceres si cabe. Aunque, obviamente, la mayoría sean a la misma hora y en el mismo lugar. Pero esa es precisamente la magia del cielo, que siempre parece el mismo…pero jamás es igual.

spllgen17-1
1er amanecer 2017

¿Un poco de música? —->

1