❥ VIDA

Le veo en la otra punta del mundo estrujando el momento con una sonrisa de oreja a oreja. Le miro y me digo que eso es la vida de verdad, llenarse la memoria del alma con vivencias que merezcan haber sido devoradas hasta el hueso. Da igual de qué tipo. Da igual de qué forma. No cambio el camino de la cocina a nuestra habitación por ningún viaje si en ese recorrido somos capaces de partirnos el corazón a caricias. Ser capaces de estrujar cualquier momento sin bifurcar el pensamiento y el corazón. Buscar en el fondo de las tripas la hebra que te liga a los sueños, y estirar, no dejar de hacerlo, estirar, estirar, estirar. VIVIR.

Processed with VSCO with hb2 preset

Y eso os deseo a todos para el nuevo año, un montón de hebras y VIDA, así, en mayúsculas. Nos vemos en la orilla del 2018. 😊

¡Feliz año nuevo!

1

❥ SOY LA ÚNICA?

Snapchat o el día que enloquecí (y no fue el primero ni será el último).

No se me puede enseñar a mí algo así, no sin pretender que la niña que me habita se desboque como una cabra montesa. Y eso pasó. Me enseñaste la aplicación, Snapcheé, Snapcheámos, nos reímos todos con los filtros y por un momento el plomo se volvió helio. Y encima lo publiqué en los stories de Instagram, y ahora en el blog, que perder el sentido del ridículo es fantástico para el cutis. 😉

collage-sccollage

😉 🙂

❥ Nada me sabe mejor

Nunca recuerdo cuando se va oficialmente el Otoño. Todo el mundo habla ya de invierno pero… no sé. Tampoco me importa demasiado. Para mí los cambios de estación son puramente anímicos, los rige la luz ambiental y la forma en la que esta es capaz de calarme el pecho. Sinceramente, a este paso creo que llegará Febrero, florecerán de rosa todos-toditos los almendros y yo seguiré proclamando el Otoño. Mi rotundo derecho a él.

Estamos casi a mediados de Diciembre y aún no he puesto ni un adorno navideño. Cosa rara en mí, pero no noto presión alguna, me siento en parte como instalada en un octubre tardío. Así que este año lo cerraré a mi ritmo, a mi aire, agradeciendo la lentitud de mis pasos, la luz tenue y dulce del horizonte, el aire frío que me alisa las mejillas y me enrojece la nariz. Nada, absolutamente nada, me sabe mejor que este instante.

Processed with VSCO with g9 preset

Processed with VSCO with g9 preset

Processed with VSCO with g9 preset

 

1

❥ La luz a mordiscos

No sé en qué momento el otoño se me atascó en el pecho. Frenó repentinamente haciendo un sonido intenso, un chirrido agudo que se volvió alambre y por el cual he ido caminando lentamente, silenciosa, intentando mantener el equilibrio para no despertar al enjambre. Ahora, inmersa en estos días de tregua, me digo que quiero comerme el aire a mordiscos, el sol a mordiscos, el frío a mordiscos, la luz a mordiscos. Así que inspiro fuerte y el otoño vuelve a pedalear. Muy lento, mucho, pero muy directo.

splldic17-1

 

1