❥ Y el sol a mordiscos.

Cuando escribí la entrada “Siempre hay un sol de tarde en el que refugiarse” poco imaginaba que este mes acabaría pasando por el quirófano de nuevo. Y así es, mañana me operan. Lo esperaba para el otoño pero todo se ha precipitado vertiginosamente y aunque me fastidie (sobretodo porque siento que de nuevo voy a fastidiarle…

Leer Más