Hace días que el cuerpo me pide freno, tardes de sofá y ventana, un buen libro, mi libreta de espiral (y mi boli verde), dos terrones de calma, salir del olvido persistente, escuchar la respiración del aire, sólo el aire, formar parte del irresponsable, lamerme la imprudencia de raíz, habitar la última fila del mundo, bailar, no pensar más que en sábanas tendidas y cielos con olor a mandarina, atravesar el cortinaje de una lluvia imaginaria, descubrir el mundo que esconde el relámpago, percibir el aroma de aquellas flores de vigilia, deshabitarme, columpiarme, desenredar el laberinto, plantar flores en el último cráter de Venus…

(¿Vienes?)

Escrito por:Irma Ló ✿

8 comentarios en “❥ No hay flores en el último cráter de Venus

    1. Jajaja ¿19? pues se me han quedado muchas más en el tintero, es lo que tiene tener las piernas de plomo y la mente inquieta jeje. Los puntos suspensivos me parecen un buen lugar, si te cansas de los huecos siempre puedes sentarte en sus bordillos… 😉

      Besos, Santi!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s