❥ El motor interno

A pesar de pesares no puedo estar quieta. Es decir, puedo ralentizar mi cuerpo (de hecho es lo que mejor sé hacer), puedo frenar los pies, incluso las manos, pero aún así el motor interno del cerebro pedalea incansable. R dice que soy una creadora nata. No sé de qué, le contesto. Pero sí es cierto…

Leer Más

❥ Mapas

Tengo últimamente en la cabeza un montón de ideas desperdigadas, varios anhelos, algún deseo inconfesable, unos cien mil antojos y quinientos suspiros. Todos ellos marcados con un número consecutivo. Me pregunto qué dibujo saldría si en algún momento me decidiera a unirlos a lápiz… 😉 🌿 🌸 🌿     #CosasDelCalor

Leer Más

❥ Cosas…

Confieso que para saturarme a mí hay que caminarme mucho, la verdad. Soy de paciencia pequeña pero de sordera larga así que eso me otorga un extra de tolerancia que además estiro con muchas dosis de optimismo, de ese que me nace de forma innata y que a veces me gustaría medir pero que no…

Leer Más

❥ Más

Hoy me he levantado con una sensación de fragilidad extrema. No sé, la lluvia, el cielo gris, ese plancton aéreo de nubes-plomo. Los días frágiles son como un escalón, cuando los superas eres un palmo de vida más alta.   🌿 🌸 🌿   Agnes Obel “Familiar” ↓…. ♬…

Leer Más

❥ Siempre

Sabes que nunca he sido de “días de“, que más bien los rehuyo porque me pican aquí, en esa esquina del corazón dónde caen a peso las obligaciones de calendario. De todo lo ornamental lo que más me gustó fueron tus margaritas pequeñas, silvestres, casi infantiles, como recién nacidas, (tan yo). En el viaje de…

Leer Más

❥ Ay, sí

Celebremos que es viernes, que ha llegado Marzo, que el cielo está hoy azul, que casi es primavera. Celebrémoslo con color, luz y flores, aunque aún haga frío, aunque aún quede hielo, aunque las flores no sean reales. Celebremos.     🌿 🌸 🌿

Leer Más

❥ Como de miel y nubes

No me quito esa sensación del cuerpo. He soñado que unas arañas grises (gordas y terroríficas) se me colaban en el zapato del pie derecho (justamente) y me picaban o mordían o lo que puñetas hagan las arañas. Tremendo. Además yo gritaba porque me veía incapaz de quitármelas y nadie me hacía ni puñetero caso.…

Leer Más