❥ Emociómetro


  A veces se me caen silencios del bolsillo. No me doy cuenta y los arrastro pegados a las suelas hasta que fraternizan con algún chicle de fresa y se quedan en el asfalto a jugar sin mí. Es entonces cuando percibo que no los llevo encima y camino a saltitos, ingrávida, hasta que las … Sigue leyendo ❥ Emociómetro

❥ De erizo y luz


Hace ya algún tiempo me dio por pensar -de esa forma fugaz y llena de suspiros- que me gustaría haberme plantado en los 35 años. Sí. No para siempre, por supuesto, pero sí un poco más. Tenía esos años cuando fui madre por primera vez y ese acontecimiento marcó un hito rotundo en mi vida, … Sigue leyendo ❥ De erizo y luz

❥ Nada me sabe mejor


Nunca recuerdo cuando se va oficialmente el Otoño. Todo el mundo habla ya de invierno pero… no sé. Tampoco me importa demasiado. Para mí los cambios de estación son puramente anímicos, los rige la luz ambiental y la forma en la que esta es capaz de calarme el pecho. Sinceramente, a este paso creo que … Sigue leyendo ❥ Nada me sabe mejor

❥ La luz a mordiscos


No sé en qué momento el otoño se me atascó en el pecho. Frenó repentinamente haciendo un sonido intenso, un chirrido agudo que se volvió alambre y por el cual he ido caminando lentamente, silenciosa, intentando mantener el equilibrio para no despertar al enjambre. Ahora, inmersa en estos días de tregua, me digo que quiero … Sigue leyendo ❥ La luz a mordiscos

❥ Ahora que la luz invita


El Otoño “me sabe” a incienso. No, no, mejor dicho, el Otoño ES incienso. Mientras lo enciendo pienso en hacer galletas, o quizá panellets!,  y me sorprendo porque de un tiempo a esta parte toda yo he cambiado. Antes no me gustaba cocinar, y ahora… Antes me encantaban el bullicio, las voces, el caos, los … Sigue leyendo ❥ Ahora que la luz invita

❥ Nacer torcida


La escucho hablar. Lo hace de forma pausada y con ese sonido de arena que a mí me electriza la dorsal porque es capaz de captar toda, absolutamente toda mi atención. La escucho. Tiene mi edad y la cabeza tan bien hilada que la admiro irremediablemente. La escucho y pienso en mi yo pequeño dando … Sigue leyendo ❥ Nacer torcida

❥ Volver sin volver


Hubo un tiempo en el que la adoraba y necesitaba, sumergirme en ella, organizarme mental y físicamente, hubo un tiempo en el que Septiembre me parecía uno de los meses más amables del calendario. Pero este año todo es diferente, o quizá sea yo la diferente. Noto la emoción, no sé, como retractilada y la … Sigue leyendo ❥ Volver sin volver

❥ El aullido nocturno


Anteayer no tuve buen día. Soy consciente de que cuando soy consciente (valga la redundancia) de que la cama es el único lugar dónde quiero estar es que estoy muy mal o muy HARTA. Pero HARTA así, en negrita y mayúsculas. Y no sé si fue el hecho de que en casa solo estábamos los perros, … Sigue leyendo ❥ El aullido nocturno

❥ A veces se me olvida


Junto pequeños verdes sobre una esquina del mantel. Hoy de nuevo he dormido en una diagonal incómoda pero aún así he descansado. Es un día extraño, me sorprendo a mí misma acariciando las paredes sin ganas de nada. Afuera, la ventana abierta me regala un delicioso olor a lluvia recién nacida. No tengo el día bien … Sigue leyendo ❥ A veces se me olvida

❥ Fluir


A veces es tan fácil como salirse de plano, cerrar los ojos, olvidarse de líneas rectas, patrones, alfileres y limitaciones. Apostar por la diagonal de las cosas, por sus sin motivos, por sus sin sentidos, por la libertad del aire y la brisa, por lo sencillo, tan cercano, tan accesible, tan amado. A veces es … Sigue leyendo ❥ Fluir

❥ Bosque…


Recuerdo que de pequeña, cuando me dolía tanto (tantísimo) el caminar, pensaba en una palabra transportadora. Una palabra que me llevara a algún lugar lejano, que le pusiera alas a mis pies, que me elevara por encima de los tejados de mi vida, libre, aérea, lejos, allí. “Margaritas” (escogía bien las palabras con alas, eh? … Sigue leyendo ❥ Bosque…