❥ Campanilla

Las 11:13h y parece que el tiempo está encantado. La mañana fluye lenta, como gelatinosa. Lanzo la mirada por la ventana e inmediatamente me enamoro de esa luz que ya intuye un cambio, tan sutil que casi parece imaginario. Necesito irme, salir. A veces siento la membrana fugitiva vibrándome en pleno pecho, como si de…

Leer Más

❥ Cosas…

Confieso que para saturarme a mí hay que caminarme mucho, la verdad. Soy de paciencia pequeña pero de sordera larga así que eso me otorga un extra de tolerancia que además estiro con muchas dosis de optimismo, de ese que me nace de forma innata y que a veces me gustaría medir pero que no…

Leer Más

❥ Emociómetro

  A veces se me caen silencios del bolsillo. No me doy cuenta y los arrastro pegados a las suelas hasta que fraternizan con algún chicle de fresa y se quedan en el asfalto a jugar sin mí. Es entonces cuando percibo que no los llevo encima y camino a saltitos, ingrávida, hasta que las…

Leer Más

❥ La luz a mordiscos

No sé en qué momento el otoño se me atascó en el pecho. Frenó repentinamente haciendo un sonido intenso, un chirrido agudo que se volvió alambre y por el cual he ido caminando lentamente, silenciosa, intentando mantener el equilibrio para no despertar al enjambre. Ahora, inmersa en estos días de tregua, me digo que quiero…

Leer Más

❥ Nacer torcida

La escucho hablar. Lo hace de forma pausada y con ese sonido de arena que a mí me electriza la dorsal porque es capaz de captar toda, absolutamente toda mi atención. La escucho. Tiene mi edad y la cabeza tan bien hilada que la admiro irremediablemente. La escucho y pienso en mi yo pequeño dando…

Leer Más

❥ Volver sin volver

Hubo un tiempo en el que la adoraba y necesitaba, sumergirme en ella, organizarme mental y físicamente, hubo un tiempo en el que Septiembre me parecía uno de los meses más amables del calendario. Pero este año todo es diferente, o quizá sea yo la diferente. Noto la emoción, no sé, como retractilada y la…

Leer Más

❥ A veces se me olvida

Junto pequeños verdes sobre una esquina del mantel. Hoy de nuevo he dormido en una diagonal incómoda pero aún así he descansado. Es un día extraño, me sorprendo a mí misma acariciando las paredes sin ganas de nada. Afuera, la ventana abierta me regala un delicioso olor a lluvia recién nacida. No tengo el día bien…

Leer Más