❥ Solo en ella

Estamos en Octubre pero no consigo encontrar el Otoño. Salvo en la luz. En la luz mutante siempre percibo el giro. Y puede llegar a provocarme vértigo pero siento adoración máxima por el cambio, por ese sutil movimiento de todo…

Processed with VSCO with 1 preset

 

1

Anuncios

❥ Esa otra primavera

Que el otoño me recompone es un hecho. Y no sólo porque es la estación en la que mejor me encuentro físicamente (cosa que me motiva) sino porque además me regenera interiormente. El otoño es belleza, es tregua, es mi arrullo particular, mi estación. Pero esta vez siento que me recompone de distinta manera. No sé si por aquello de “si siempre haces las cosas de la misma manera obtendrás los mismos resultados” pero he empezado a mover fichas en diferentes direcciones y posturas. En especial he recolocado mi ánimo mirando al sol, al horizonte, al optimismo, a los cambios y, sobre todo, a la calma que ofrece el bajar los brazos y dejarse llevar. Últimamente tenía la sensación de revivir un bucle demasiado ahogadizo, repleto de angustias y responsabilidades de todo tipo (mías y de los demás), esa manía mía por intentar abarcarlo todo, por controlar las estructuras de ese mecano que hace más amable la vida. No siempre es así y compruebo que es bueno (más que bueno, incluso saludable) el derrumbe de piezas que permite nuevas formas, nuevos giros. Hay que saber delegar, abrir la mano y dejar que todo fluya sin más.

Como si fuera fácil, eh?

Yo estoy aprendiéndolo, o al menos intentando ponerlo en practica poco a poco, día a día. Por suerte el otoño –esa otra primavera de mi alma– es un buen aliado.

Processed with VSCO with a5 preset

 

1

❥ Volver sin volver

Hubo un tiempo en el que la adoraba y necesitaba, sumergirme en ella, organizarme mental y físicamente, hubo un tiempo en el que Septiembre me parecía uno de los meses más amables del calendario. Pero este año todo es diferente, o quizá sea yo la diferente. Noto la emoción, no sé, como retractilada y la necesidad de respirar muy despacio, muy hacia adentro. En fin, hoy volvemos a la rutina de los madrugones forzados y las prisas sin cuartel. Y me cuesta…(infinito).

Processed with VSCO with hb1 preset

Processed with VSCO with hb1 preset

 

1

❥ La Coquettte (receta)

(Dedicada con especial cariño a mi querida Pepi)

Processed with VSCO with hb1 preset

De la “Coquettte” lo único que me inventé fue el nombre. Pero es que “coca” derivó en “coqueta” y de ahí la menda se sacó de la manga el nombre de “Coquettte”, con tres “t”. Sí, soy así, una inventora nata de palabras aunque solo esta vez me nació la triple consonante. Y no creáis, el nombre funcionó porque en casa cuando decimos ¿hacemos una “coquettte”? enseguida la identificamos. Y es que sí, somos muy de hacer bizcochos, plum cakes, galletas y cositas ricas que salen del horno y no de un centro comercial. O al menos lo intentamos, eh? que tampoco tenemos un pelo de estrictos, quiero decir, que si un día nos viene de gusto un Donut o dos pues nos los zampamos tan ricamente. Pero sí intentamos ser cada vez más puristas con la comida (os podéis creer que había escrito putistas?, de verdad que cada vez escribo peor) y alimentarnos bien, cada vez mejor, porque la alimentación no es un juego y si lo es juegas con tu salud, así que tú mismo. (Esta frase se la repito tantas veces a mis hijos que creo que la deben tener tatuada en el cerebro, y me alegro, porque me lo demuestran a diario)

Pero bueno, por favor, ¿como me enrollo, no? Esto es la edad, eh? que sí, que cada año que pasa me noto una tendencia muy marcada al enrollismo. (Ay mama, con lo que me llegabas -y aún me llegas, eh?- a alterar los nervios con eso y ahora, mírame! enrollándome como una persiana…”las cazos se parecen a las ollas”, me dices siempre, y tienes tanta razón….)

Processed with VSCO with hb1 preset

Ahora sí, receta extrasúperfácil de la Coquettte, que no deja de ser una versión de la coca del yogur de toda la vida, pero esta vez en integral.

Ingredientes: 

  • 1 yogur (yo utilizo el de azúcar de caña sencillamente porque me vuelve lela)
  • Azúcar integral o panela (nosotros preferimos lo primero porque nos gusta mucho lo dulce y la panela parece que no lo es tanto)
  • 1 sobrecito de levadura
  • Harina integral
  • Aceite
  • 3 huevos
  • La ralladura de la piel de un limón (mmmmm, y qué bien huele!)
  • Un chorrito de anís (opcional) pero la Coquettte auténtica lo lleva, eh?. 😉
  • Un puñadito de almendras picadas (pero no muy trituradas, que se noten, que se “muerdan”, qué gustazo), la cantidad que queráis.
  • Pepitas de chocolate negro, la cantidad que queráis aunque recomendaría que no fuera mucho porque el cochocolate (sí, juro que lo he escrito así de forma natural), el “chocolate” contamina mucho el sabor.
  • Y…ya está creo…ah! bueno, un molde y papel para horno. Desde que descubrí este último y vi lo practico que resulta paso de perder el tiempo untando el molde con mantequilla. Pero eso lo dejo a vuestra elección.

Preparación

Horno a 180ºC.

En un bol incorporamos el yogur, utilizaremos, por supuesto, el envase para las medidas. Incorporaremos en el bol los huevos, 3 medidas del envase de yogur de harina, 3 medidas más de azúcar moreno (suelen ser 2 pero a la “Coquettte” le gusta ser dulce, y ya veréis, al ser azúcar integral no lo notaréis tanto), 1 medida de aceite (de oliva mejor). Tiramos el envase de yogur, gracias chico pero ya no nos haces falta. Incorporamos la levadura, la ralladura de limón (no sin antes haberla olido por ultima vez, mmmmm) y el chorrito, chiquitín, eh? de anís. Seguimos incorporando las almendras y por último el chocolate.

Ahora sacamos las varillas y venga, un ratito para ligar todos los ingredientes hasta que nos quede la típica masa de bizcocho. La colocaremos en el molde dónde ya habremos colocado el papel del horno (o lo habremos engrasado con mantequilla) y al horno unos 36-40 minutos. Iremos controlando introduciendo un palillo alargado en el centro para comprobar que no nos queda cruda.

Dejaremos enfriar y ya podemos darnos el gustazo de meredarnos un trocito (o dos 😉 ). A nosotros nos gusta ponerle un poquito de azúcar glas por encima para darle ese contraste estético tan chuli, pero es totalmente opcional.

Venga, a disfrutarla! 😉

 

1