❥ Jamás es igual

“Es cuestión de dejar que ellos te encuentren”, le decía ayer a una buena amiga a quien, conociéndome y sabiendo que yo soy doña listas, le costaba creer que este año no me hubiera trazado objetivos ni propósitos ni nada que se le pareciera.

No, no lo hice, es la pura verdad. No sentí el tirón de la primera página, ni la excitación del lienzo en blanco. El 2017 nació de parto natural, y en su primer día abrió los ojitos amaneciendo como cualquier otro. Ha sido hoy, cuando al fotografiar la luz del cielo antes del sol, un propósito ha venido a mí revoloteando en forma de pequeño destello. Y ha venido libre, sin buscarlo ni proyectarlo ni escribirlo en ninguna lista.

Mirarme menos los pies y levantar más la cabeza, ese es un buen propósito para, entre otras cosas, fotografiar aún más amaneceres/atardeceres si cabe. Aunque, obviamente, la mayoría sean a la misma hora y en el mismo lugar. Pero esa es precisamente la magia del cielo, que siempre parece el mismo…pero jamás es igual.

spllgen17-1
1er amanecer 2017

¿Un poco de música? —->

1