❥ La Coquettte (receta)

(Dedicada con especial cariño a mi querida Pepi)

Processed with VSCO with hb1 preset

De la “Coquettte” lo único que me inventé fue el nombre. Pero es que “coca” derivó en “coqueta” y de ahí la menda se sacó de la manga el nombre de “Coquettte”, con tres “t”. Sí, soy así, una inventora nata de palabras aunque solo esta vez me nació la triple consonante. Y no creáis, el nombre funcionó porque en casa cuando decimos ¿hacemos una “coquettte”? enseguida la identificamos. Y es que sí, somos muy de hacer bizcochos, plum cakes, galletas y cositas ricas que salen del horno y no de un centro comercial. O al menos lo intentamos, eh? que tampoco tenemos un pelo de estrictos, quiero decir, que si un día nos viene de gusto un Donut o dos pues nos los zampamos tan ricamente. Pero sí intentamos ser cada vez más puristas con la comida (os podéis creer que había escrito putistas?, de verdad que cada vez escribo peor) y alimentarnos bien, cada vez mejor, porque la alimentación no es un juego y si lo es juegas con tu salud, así que tú mismo. (Esta frase se la repito tantas veces a mis hijos que creo que la deben tener tatuada en el cerebro, y me alegro, porque me lo demuestran a diario)

Pero bueno, por favor, ¿como me enrollo, no? Esto es la edad, eh? que sí, que cada año que pasa me noto una tendencia muy marcada al enrollismo. (Ay mama, con lo que me llegabas -y aún me llegas, eh?- a alterar los nervios con eso y ahora, mírame! enrollándome como una persiana…”las cazos se parecen a las ollas”, me dices siempre, y tienes tanta razón….)

Processed with VSCO with hb1 preset

Ahora sí, receta extrasúperfácil de la Coquettte, que no deja de ser una versión de la coca del yogur de toda la vida, pero esta vez en integral.

Ingredientes: 

  • 1 yogur (yo utilizo el de azúcar de caña sencillamente porque me vuelve lela)
  • Azúcar integral o panela (nosotros preferimos lo primero porque nos gusta mucho lo dulce y la panela parece que no lo es tanto)
  • 1 sobrecito de levadura
  • Harina integral
  • Aceite
  • 3 huevos
  • La ralladura de la piel de un limón (mmmmm, y qué bien huele!)
  • Un chorrito de anís (opcional) pero la Coquettte auténtica lo lleva, eh?. 😉
  • Un puñadito de almendras picadas (pero no muy trituradas, que se noten, que se “muerdan”, qué gustazo), la cantidad que queráis.
  • Pepitas de chocolate negro, la cantidad que queráis aunque recomendaría que no fuera mucho porque el cochocolate (sí, juro que lo he escrito así de forma natural), el “chocolate” contamina mucho el sabor.
  • Y…ya está creo…ah! bueno, un molde y papel para horno. Desde que descubrí este último y vi lo practico que resulta paso de perder el tiempo untando el molde con mantequilla. Pero eso lo dejo a vuestra elección.

Preparación

Horno a 180ºC.

En un bol incorporamos el yogur, utilizaremos, por supuesto, el envase para las medidas. Incorporaremos en el bol los huevos, 3 medidas del envase de yogur de harina, 3 medidas más de azúcar moreno (suelen ser 2 pero a la “Coquettte” le gusta ser dulce, y ya veréis, al ser azúcar integral no lo notaréis tanto), 1 medida de aceite (de oliva mejor). Tiramos el envase de yogur, gracias chico pero ya no nos haces falta. Incorporamos la levadura, la ralladura de limón (no sin antes haberla olido por ultima vez, mmmmm) y el chorrito, chiquitín, eh? de anís. Seguimos incorporando las almendras y por último el chocolate.

Ahora sacamos las varillas y venga, un ratito para ligar todos los ingredientes hasta que nos quede la típica masa de bizcocho. La colocaremos en el molde dónde ya habremos colocado el papel del horno (o lo habremos engrasado con mantequilla) y al horno unos 36-40 minutos. Iremos controlando introduciendo un palillo alargado en el centro para comprobar que no nos queda cruda.

Dejaremos enfriar y ya podemos darnos el gustazo de meredarnos un trocito (o dos 😉 ). A nosotros nos gusta ponerle un poquito de azúcar glas por encima para darle ese contraste estético tan chuli, pero es totalmente opcional.

Venga, a disfrutarla! 😉

 

1

Anuncios

❥ Palmeritas de hojaldre con Nutella

Hoy va de recetas, y además de esas que a mí me gustan, rápidas, fáciles y ricas. 😉

La primera vez que las hice me quedaron, no os engaño, como un auténtico churro. De palmeritas nada de nada, aquello eran unas espirales rarísimas, pero eso sí, muy buenas, tanto que volaron en una merienda. La segunda vez ya me quedaron mejor de aspecto y como me han pedido la receta pues que menos que compartirla aquí en el blog. Veréis lo fácil que es, lo rápido que se preparan y lo poco que duran, mmmm!

Processed with VSCO with a6 preset

¿Qué necesitas? pues solo 3 cosas:

  • 1 lámina de hojaldre (con mantequilla mejor)
  • 1 bote de Nutella o Nocilla
  • No temer al lobo feroz de las calorías

Poco, no? 🙂

➳ Primer paso:

Cortar la lamina de hojaldre por la mitad y untar ambas mitades con Nutella o Nocilla.

Processed with VSCO with a6 preset

 Segundo paso:

No rechuparse los dedos o el cuchillo de untar, que os veo. A ver quien es capaz, jejeje, bueno, podéis omitir este paso, venga.

Processed with VSCO with a6 preset

 Tercer paso:

Enroscarlo por un extremo justo hasta la mitad de la lamina, hacer lo mismo con el otro hasta que se toquen en el centro. Bueno, como no sé si me explico bien os dejo la foto aquí abajo. Cuando lo tengamos enroscadito lo meteremos en el congelador una media hora más o menos.

Processed with VSCO with a6 preset

Cuarto paso: 

Cortar a rodajas de un dedo más o menos y colocarlas sobre papel de hornear dejando espacio entre ellas porque el hojaldre es mutante y duplica su tamaño (ojito). Meterlo al horno a 180º unos 20-25 minutos si os gustan más doraditas, si no con unos 15 minutillos tenéis suficiente.

Processed with VSCO with a6 preset

Quinto y último paso:

El mejor, colocarlas en un plato, disfrutar del olorcito rico que te ha quedado en la cocina y zampártelas. Puedes espolvorearles azúcar glas si eres de los golosos nivel 10, pero si no tal cual están riquísimas. Y te aviso, son adictivas!

Processed with VSCO with a6 preset

Bon appétit! 😉

1

❥ Tarta de queso (Cheesecake)

Una de las razones por las que me hacía ilusión abrir este blog (igual que en su día el de las margaritas) era poder compartir recetas. Pero tengo que ser sincera, ninguna de las recetas que voy a compartir es mía, en absoluto. Yo soy de las que busca recetas por la red y luego las hace. Si me gusta guardo el enlace y vuelvo a ellas una y mil veces.

Esta receta de tarta de queso es del blog “Cocina con Marta”, os dejo el enlace por si queréis visitarlo, os encantará porque tiene recetas riquísimas! 😉 La única variación que he hecho ha sido que en vez de galleta Maria he utilizado galletas Digestive para la base. Tienen ese puntito de sal que contrastado con el queso y la mermelada me (¡nos!) encanta 😉

cheesecake1

Esta es la receta copiada literalmente de su blog, las fotos son mías, eso sí. Animaos a hacerla porque ya os aseguro que está buenísima!

Para la base:

  • Un paquete de galletas María/o Digestive. (de 20 a 30 galletas)
  • 100 gr. mantequilla.
  • Un chorrito de leche

Para la tarta:

  • Una tarrina de queso de untar (300 gr). –(yo usé queso Filadelfia)
  • 4 huevos.
  • 75 gr. de harina.
  • 75 gr. de mantequilla.
  • 500 ml. de nata. (podemos poner parte de leche)
  • 150 gr. azúcar
  • Un tarro de mermelada de fresa, o de arándanos, moras, etc. (de lo que nos guste)

– Lo mejor es tener un molde desmontable.

Preparación para la base:  

Trituramos las galletas, (con las manos, con el vaso de la batidora, con el rodillo de amasar…).
Fundimos la mantequilla unos 30 segundos en el microondas y mezclamos las galletas con la mantequilla y un poco de leche, haciendo una pasta. Con las manos o con la ayuda de una cuchara vamos haciendo la base. Lo metemos en la nevera.

Para la tarta:

Ponemos a calentar el horno a 200 º.

Batida a mano con unas varillas estará más buena, pero también podemos hacerla con la batidora. Primero mezclamos los huevos y la mantequilla, cuando la mantequilla se haya disuelto añadimos la harina y el azúcar. Cuando la mezcla sea homogénea añadimos el queso y mezclamos bien.  Añadimos la nata y terminamos de mezclar, la masa tiene que se totalmente homogénea y sin grumos.

Con cuidado de no estropear la base de galletas, vertemos la masa en el molde. Para ello, podemos ayudarnos de un cucharón.

Hornear durante 30 minutos. Dejar a temperatura ambiente hasta que temple, añadir la mermelada. Y meter en la nevera. Fresquita es como mejor está.

(Hay que estar pendiente de que suba por todas partes igual, al finalizar podemos hundir un cuchillo, si al salir está limpio, la tarta está lista, si sale con masa, dejamos unos minutos más)

cheesecake3

Reconozco que quedó ésta vez un poco alta de base, pero eso va a gusto de cada uno.

cheesecake2

1